Copia si quieres, pero no nos tomes por tontos

En el trabajo de consultoría muchas veces se nos acusa, óbviamente de forma injustificada, de copiar de otros profesionales del sector. Sin llegar a justificar la copia o la inspiración profunda con la tontería aquella que “todo plagio es una especie de admiración”, copiar es copiar nos pongamos como nos pongamos.

Hace como treinta años muchos “profesionales” se habían labrado un curriculum adaptando sin reflexión las experiencias del otro lado del Atlántico. Su principal mérito era saber hablar inglés y tener un buen sistema de documentación. Personalmente tuve que deshacer un plan estratégico realizado por una consultora de gran prestigio para un operador de cable de España que en algunas páginas había olvidado “adaptar” el AT&T. Pero esto ahora ya no vale ;-)

Ya no vale para los informes desde que existe Approbo, surgida del Citilab de Cornella, que con la carga de un texto lo compara con lo existente en internet y avisa si el nivel de inspiración es superior al de transpiración (tiembla Ana Rosa), pero sobre todo no vale para las imágenes y vídeos ya que el poder de youtube y de los bancos de imágenes es implacable. En qué estaba pensando  Isabel Coixet cuando se inspiraba para diseñar el muñequito Miguelín del pabellón español en la exposición de Shangai, quizás en la entrada de la tienda Jouet&Cie que Phillipe Starck presentó en 1986?


De forma similar ayer en La Sexta se estrenó el programa Historias de Hotel en que una chica quería pedir a su novio que se casara con ella. Desconozco si la idea del pseudo-lipdub es de los protagonistas o del programa, pero con todo el esfuerzo de producción no podían haberse esmerado un poquito más y no sablear vilmente una historia que hace unos meses que corre por internet?

En resumen, no hay problema en inspirarse en otras ideas, pero antes de venderlas… dales una vueltecita, no?

“el follonero” beu coca-cola?

Salvados por la Campaña

No sé si vareu veure el programa Salvados por la Campaña de “el follonero” a La Sexta. Jo sí. Inclús si no ho heu vist, segur que coneixeu la brillant morcilla Javier Bardem que en Jordi Évole, sobrenom legal del presentador, va introduir en el debat de candidats dels partits majoritaris a Espanya.

Sigui com sigui, si us fixeu en les cortinetes de separació de temes o en els títols de crèdits es podria fer un post de la semàntica de les mateixes, del significat ocult i de les segones lectures. Podríem analitzar les imatges des del punt de vista de la publicitat subliminal, que segons diu la historiografia no oficial es va iniciar en un cine en 1956. Fent-ho es pot arribar a la conclusió que “el follonero” abans del debat de candidats, sabia que beuria Coca-Cola.

Fixeu-vos de nou en la imatge de l’encapçalament d’aquest post, que és un acrònim del nom del programa “SPC”. Mireu-ho de nou, però considerant que la seqüència de lectura en la societat occidental és d’esquerra a dreta i de dalt cap a baix. Miracle!! “SPC” és converteix en “PSC” …

Per tant el follonero, beu Coca-Cola.

Rss Feed Tweeter button Linkedin button
Better Tag Cloud